Venta

La venta de un producto o servicio normalmente está asociado a la fase de cierre de la oportunidad de un negocio. Lo cierto es que el cierre es la conclusión de una serie de actividades que los vendedores realizan habitualmente de forma intuitiva y de las cuales no queda registro para hacer seguimiento o para entender la razón de porque no se están cerrando los negocios que esperamos.
 
El proceso de venta comienza con el contacto con el prospecto, ya sea presencial o telefónico. En esta fase es muy importante contar con información útil que aporte una perspectiva completa de su cliente, conocer al cliente es clave para empatizar e facilitar la identificación de su necesidad. Salesforce le permite contar con información de todas las actividades de contacto realizadas por sus ejecutivos, hacer seguimiento, categorizarlos para poder brindarles un servicio más personalizado, obtener información de redes sociales como Facebook, Twitter o Linked-in y mantener un registro de los contactos perdidos para entender la razón y realizar acciones de remarketing en el futuro para volver a conquistarlos.
 
Posterior al contacto inicial el vendedor debe identificar la necesidad del cliente y entender cual es el producto o servicio que desea. Para ello es imprescindible contar con un perfil detallado de sus intereses, conocer la historia del cliente con la compañía y el trabajo realizado anteriormente por los compañeros de equipo de ventas.